Smaller Default Larger

Preguntas

¿PUEDO ESPERAR A VENDER O ALQUILAR LA VIVIENDA Y ENTONCES CONTRATAR LA CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA? 

Eso no es posible. El certificado energético forma parte de la información básica que el vendedor o arrendador debe facilitar al Consumidor -comprador o inquilino- por lo que este documento debe estar disponible antes de formalizar la operación.

¿PUEDO OFRECER O PUBLICITAR LA VIVIENDA EN ALQUILER O COMPRA SIN CONTAR CON LA CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA?

El Real decreto deja claro que la etiqueta energética “se incluirá en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio o unidad del edificio”. De esta forma, en el resto de países de Europa donde ya está en vigor la medida, tanto en los escaparates de las agencias  inmobiliarias como en los portales de internet aparecen las etiquetas energéticas como una característica más de la vivienda o local.

EXCLUSIONES DE LA OBLIGACIÓN DE DISPONER DE UN CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

·         Edificaciones que, por sus características deban permanecer abiertas

·         Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiese alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto

·         Edificios utilizados como lugares de culto y para actividades religiosa

·         Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a 2 años

·         Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales

·         Edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m2

·         Edificios de sencillez técnica y de escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas.

·         Edificios que se compren para su demolición

·         Edificios de viviendas que sean objeto de un contrato de arrendamiento por un tiempo inferior a cuatro meses al año

 

En tecertifico.es resolvemos todas tus dudas, si aún tienes dudas sobre si te afecta la obligación de tener certificado energético ponte en contacto con nosotros en la siguiente dirección de correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿QUE ES LA ETIQUETA ENERGÉTICA?

La etiqueta energética indica principalmente la calificación energética de un inmueble (vivienda, local comercial, nave, oficinas, etc...). Es decir la nota que saca tu inmueble, si es muy eficiente energéticamente o no. La calificación se indica por medio de una letra, se te asigna la letra en función la eficiencia energética del inmueble, el inmueble más eficiente se califica con la letra A, la peor calificación energética sería la de la letra G, es decir: a tu inmueble le pondrán una de estas siete letras A B C D E F o G, cuanto más proximo a la letra A. más eficiente es tu inmueble, cuanto más cerca de la G menos eficiente es tu inmueble. También se indica en la etiqueta, el consumo de energía anual y el consumo de CO2, entre otros datos.

 Según la nueva ley, es obligatorio que esta etiqueta energética acompañe a cualquier anuncio o acción que realices para vender o alquilar tu inmueble. Por ejemplo, en las webs de anuncios de internet, en los escaparates de las agencias inmobiliarias. La administración te podría multar por no poner tu etiqueta.

 

¿CUANDO CADUCA LA ETIQUETA ENERGÉTICA Y EL CERTIFICADO?

Los certificados energéticos y por tanto la etiqueta energética, caduca a los 10 años desde que se emite.

DE QUIÉN ES LA OBLIGACIÓN DE REALIZAR EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

Al poner a la venta o alquiler un inmueble el propietario del mismo tiene la obligación de disponer de un certificado energético e inscribirlo en el registro de certificados energéticos de la comunidad en la que se ubique dicho inmueble. También se deberá presentar ante el notario para poder realizar la operación de compraventa

En las operaciones de alquiler de inmuebles el propietario deberá anexar un duplicado del certificado energético en el contrato de alquiler, mientras que si se trata de una compraventa, el propietario vendedor tiene la obligación de proporcionar el certificado de eficiencia energética original.

Por lo tanto, el certificado energético es de de carácter obligatorio a partir del el 1 junio de 2013, siempre que dueño del inmueble ponga a la venta o alquiler dicha propiedad (vivienda, oficina o local), antes de firmar la operación de compraventa o contrato de alquiler. Es obligatorio también el que se muestre la etiqueta energética del inmueble, al poner a disposición del mercado el inmueble para vender o alquilar. Por ejemplo, entre otros, en los escaparates de las agencias inmobiliarias y en los diversos portales de internet deberá aparecer la etiqueta energética del inmueble objeto de venta o de alquiler.

 

QUIÉN LO EMITE?

La ley especifica que el Certificado de Energético o Certificado de Eficiencia Energética lo debe emitir o acuñar un técnico en posesión de la titulación académica y profesional habilitante (arquitectos, aparejadores y algunas ramas de la ingeniería). Hay que prestar especial atención para asegurarse de que la persona que emite el certificado posee la titulación y la formación necesaria para emitir dicho certificado. Una buena práctica sería pedirle un certificado de colegiación profesional. Este punto es importante puesto que ya se ha detectado que las personas que van a hacer la visita de inspección del edificio no disponen de la formación ni de la titulación que se precisa (delineantes, administrativos, o gente sin ninguna titulación) con lo cual repercutirá en la calificación de su inmueble, probablemente sacará peor nota...

tecnico habilitado certificado energético

¿QUE ES EL CERTIFICADO ENERGÉTICO?

Podemos decir que el certificado energético es un certificado que adquiere carácter oficial, lo debe elaborar un técnico competente, básicamente es el resultado de unos cálculos realizados por el técnico, y aporta la información sobre la eficiencia energética de un inmueble.

El técnico por medio de unos determinados cálculos, califica energéticamente un inmueble, estimando de manera aproximada el consumo de energía (iluminación, climatización, producción agua caliente etc...) que realiza el inmueble en condiciones normales de funcionamiento y de ocupación. 

El técnico emite el certificado de eficiencia energética en la cual asigna una etiqueta energética al inmueble. En vez de poner notas de 1 a 10, la eficiencia energética se puntúa por medio de siete letras (A B C D E F G ), cuanto más próximo se está respecto a la letra A, más eficiente es energéticamente el inmueble, cuanto más próximo a la letra G menos eficiente es. Esta escala tan poco habitual en España, se debe a que esta nueva legislación viene vía Unión Europea.

Con carácter general y salvo pocas excepciones, todo propietario que ponga a la venta o alquiler cualquier inmueble debe disponer de una calificación energética de dicho inmueble.

 

QUE CONTIENE EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA?

El certificado energético por lo menos como mínimo debe disponer:

1.- Se debe identificar correctamente el inmueble objeto de calificación, indicando si es parte perteneciente a un edificio o no, referencia catastral, ubicación, etc...

2.- Indicar el procedimiento utilizado para realizar la calificación del inmueble (programa informático, opción general, opción simplificada....) siempre incluyendo esta información:

La descripción detallada de las características del inmueble a nivel energético, ocupación en condiciones normales, descripción de su envolvente térmica, condiciones normales de funcionamiento, instalaciones habilitadas en el inmueble y todo tipo de datos que hayan sido utilizados para la calificación energética del inmueble.

Se debería enunciar la normativa sobre el ahorro y eficiencia energética que era de aplicación al inmueble en el momento de su construcción o posterior reforma, en el caso de existiese.

Enumeración de las pruebas, inspecciones y comprobaciones que se han realizado por el técnico que emite el certificado para la calificación energética, esta enumeración se establece para comprobar la conformidad de la información contenida en el certificado energético.

3.- Calificación de la energética del inmueble expresada mediante la etiqueta energética, la cual será reflejo de la eficiencia energética del inmueble.

4.- Por último se incluirá una documentación abarcando las medidas recomendadas por el técnico que emite el certificado, se ordenarán en función de su viabilidad económica, técnica y funcional, así como por su capacidad de mejorar la eficiencia energética, estas propuestas permitirán , en el caso de que el propietario del inmueble pretenda realizar voluntariamente estas propuestas, que la calificación de la eficiencia energética aumente por lo menos un nivel en la escala de calificación energética.

 

POR QUÉ LO NECESITO?

Porque aporta beneficios al propietario del inmueble calificado, el certificado de eficiencia energética le informará de lo eficiente que es su inmueble energéticamente hablando, le añade un valor extra a tener en cuenta, a la hora de vender o alquilar su inmueble. El certificado le aportará una ventaja sobre el resto de los inmuebles en caso de que su edificio tenga una buena calificación energética.

Porque a partir de ahora es obligatorio por ley, la normativa aprobada recientemente obliga que todos los inmuebles existentes (con excepciones), cuando se alquilen o se vendan, tengan un certificado de eficiencia energética. Por ello, necesita el certificado (el notario te lo pedirá) antes de proceder a realizar la venta o contrato de arrendamiento correspondiente, en realidad deberá exponer su calificación energética en el anuncio de venta o alquiler para que el futuro inquilino pueda disponer de dicha información antes de comprar o alquilar.

En resumen, este reciente cambio normativo tiene como fin favorecer y promocionar la calidad de en los edificios y favorecer al futuro comprador y al futuro arrendatario, aportándole la información sobre el consumo energético del inmueble antes de realizar la operación de compraventa o alquiler..